Detrás de VeganBCN, hay una estudiante universitaria en Nutrición Humana y Dietética. Y ahí es donde empieza todo. Me llamo Ingrid Bartrina, soy estudiante en la Universidad de Barcelona y desde siempre me ha interesado en el mundo de la nutrición y cómo influye en nosotros. Recuerdo cómo de pequeña entraba en Internet, buscaba tablas de alimentos y recetas, más tarde, empecé a cocinar con mi abuela. Sin embargo, en mi segundo año es cuando empecé a pensar en el proceso de elaboración de los alimentos que acababan cada día en nuestro plato. Me empecé a informar, busqué y rebusqué, y me horroricé.

Desde pequeña he sido una ferviente amante de los animales, me encantaban los corderos, los caballos, los pollitos, los perros… No obstante, no había hecho la conexión entre el animal y lo que acababa en mi plato.

Como bien dijo Martin Luther King Jr “No existe peor tragedia que saber lo que es correcto y no hacerlo”, y así fue, de la noche a la mañana siguiente, pasé de mi alimentación habitual a ser vegana. Y sé que no es lo mejor hacer este cambio de manera radical para mi cuerpo, pero mi consciencia y mi tranquilidad lo pedían a gritos. Así que me escuché a mí misma, y me hice caso.

Además, tengo a mi compañero más fiel y adorable del mundo, mi perrazo. Desde que entró en mi vida, me ha enseñado que el amor de un animal es, muchas veces, más fuerte, persistente y bondadoso que otros; y mi compasión por todos y cada uno de los animales creció enormemente.

Y como no podía ser de otra manera, empecé a unir mis dos grandes pasiones, la nutrición y la liberación animal, y empecé a sentir que hacía lo correcto. Tenía que plasmarlo de alguna manera y ayudar a toda esa gente que deseaba hacer el mismo paso. Quería enseñar a todos que no era tan difícil ser vegano y que no es para nada restrictivo.

Sin dudarlo un minuto más, di un paso hacia adelante y creé VeganBCN para luchar por la liberación animal.